alimentos_434944139.jpg

El acceso a los alimentos, así como la reparación de los mismos puede ser afectada en una Situación de Desastre, a continuación presentamos algunos consejos y pasos a seguir para manejar, preparar y distribuir alimentos en una situación de estas.





Algunas definiciones importantes
Alimentos estables o no perecederos: Alimentos que no se alteran a menos que se manipulen descuidadamente. Ejemplo: Azúcar, harina, frijoles secos y arroz.
Alimentos semi-perecederos: Alimentos que al ser apropiadamente manipulados y almacenados, pueden permanecer sin alteración un largo período de tiempo. Ejemplo: papas, nueces y frutas secas.
Alimentos perecederos: Alimentos que se descomponen rápidamente, a menos que se usen métodos especiales de preservación. En este grupo se incluye la mayoría de nuestros alimentos diarios. Ejemplo: Leche, carne, pescado, frutas y huevos.

Enfermedades que pueden ser transmitidas por los alimentos
Según su etiología:

• Enfermedades por agentes biológicos: bacterias, virus y parásitos.
• Enfermedades o intoxicaciones por agentes químicos: metales pesados, plaguicidas y aditivos alimentarios
• Enfermedades o intoxicaciones por plantas y animales venenosos: cicuta, piñón de botija y ciguatera.
• Enfermedades por agentes físicos: radiaciones (estroncio 90)
Medidas generales en el manejo de los alimentos
· Garantice que sean manipulados por personas sanas.
· Que los alimentos no hayan estado expuestos al contacto directo o indirecto de insectos y roedores.
· Que no hayan estado largo tiempo en almacenaje a temperaturas inadecuadas.
· No haber estado expuestos al contacto con tierra, polvo o aguas contaminadas.
· Manipulación higiénica de los alimentos, eliminar los que resulten sospechosos.
· Lavar los alimentos que se consumen crudos.
· Los utensilios deben estar limpios para la manipulación, con condiciones higiénicas requeridas.
· Los equipos y utensilios deben estar protegidos contra insectos y roedores que los puedan contaminar.
· No usar utensilios de materiales no aceptados en la manipulación de los alimentos (cobre, hierro, estaño, zinc galvanizado, etc.).
· No colocar alimentos, principalmente ácidos (jugos de naranja, limonada, etc.), en depósitos de material no aptos.
· Los locales donde se almacenan deben estar limpios, tener buena ventilación, ausencia de malos olores y humedad.
· Deben estar protegidos contra vectores (insectos y roedores) con mallas milimétricas, colocados sobre tarimas y estantes adecuados, separados 15 cm de la pared y 25 cm del piso.
· Evitar la acumulación de basura y desperdicios cerca de los alimentos, manteniendo estos en lugares apropiados y bien protegidos.
· Los sitios donde se manipulan los alimentos deben tener suficiente abastecimiento de agua para las labores de limpieza y fregado.
· Mantener o almacenar los alimentos a las temperaturas adecuadas. Si la comida se mantiene en la zona de temperatura peligrosa (5°C a 60°C) hasta cuatro horas o más, se debe desechar.
· No agregar ingredientes crudos o contaminados a comidas que no se cocerán más.
· Para lograr la elaboración inocua de alimentos, es necesaria la higiene personal y el correcto control de la salud y del comportamiento de los manipuladores.
· Cocinar o recalentar la comida a las temperaturas necesarias para matar los microorganismos.
· En las raciones de emergencia se deben incluir alimentos no perecederos, leche evaporada o en polvo, agua y comestibles enlatados.
· Mantenga e incremente la lactancia materna para garantizar un alimento seguro a los niños más pequeños.
· Asegúrese de tener en casa fórmula en polvo para infantes y alimento para los animales domésticos. Recuerde que estas provisiones se deben utilizar y renovar periódicamente.
· Tenga disponible un abridor manual de latas para los casos de emergencia.
· Tire todos los alimentos que fueron cubiertos por la inundación, incluidos los productos enlatados.
· Bote todo alimento que haya estado cerca del fuego, incluidos los enlatados y los que estén envueltos en paquetes permeables tales como cajas de cartón, envolturas de plástico, frascos y botellas con tapas de rosca, etc.
· Las sustancias químicas que los bomberos usan para combatir el fuego de los incendios contienen materias tóxicas que pueden contaminar los alimentos. Los alimentos que hayan estado expuestos a tales sustancias se deben botar a la basura debido a que las materias tóxicas no se pueden eliminar mediante el lavado de los alimentos.
· No almacene alimentos salados ya que generan sed. Trate de comer galletas sin sal, cereales de grano entero y alimentos enlatados con alto contenido de líquidos.
Mas información disponible en http://www.paho.org/spanish/dd/ped/te_gold.htm

Posibilidades para la refrigeración de los alimentos durante una emergencia.
El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) provee recomendaciones para la conservación de alimentos en caso de temperaturas extremas, en el ánimo de disminuir la posibilidad de que se produzcan enfermedades durante situaciones dadas en climas rigurosos.
Estas recomendaciones pueden igualmente ser aplicadas después de cortes prolongados de luz tras cualquier evento de emergencia, en los que los refrigeradores pierden su capacidad de mantener los alimentos a temperaturas adecuadas para su conservación, y en estas condiciones se propicia el crecimiento de microorganismos que pueden ser causantes de enfermedades al ingerir los alimentos.
Recomendaciones a seguir antes de un corte de luz prolongado o un evento previsible que pueda desencadenar un corte de luz:
· Mantenga un termómetro para aparatos electrodomésticos dentro del refrigerador y del congelador. Asegúrese que su congelador esta a una temperatura adecuada 0 ºF ó (-17.8) ºC o menos y su refrigerador esta a 40 ºF ó 4.4 ºC o menos.
· Mantenga agua congelada para utilizar dentro del congelador, refrigerador o neveras portátiles, después de un eventual corte de electricidad. Paquetes de gel también son útiles.
· Congele los alimentos que no vaya a usar inmediatamente. Una vez que suceda el corte de luz, pueden durar más tiempo.
· Conozca posibles fuentes cercanas donde adquirir hielo durante una emergencia. El hielo seco es también muy útil para mantener la temperatura en el refrigerador.
· Tenga disponible cavas plásticas o de anime para mantener el frío a los alimentos en cortes de luz prolongados.
· Agrupe los alimentos dentro de la nevera para que permanezcan fríos por más tiempo. Utilice primero los alimentos perecederos y comida del refrigerador, luego los del freezer si dispone de él y por ultimo use los alimentos no perecederos y artículos básicos.

Recomendaciones a seguir después del corte de luz:
· Evite abrir innecesariamente la nevera y el refrigerador para evitar que se escape el frío. Una nevera o refrigerador mantiene el frío por aproximadamente 4 horas, mientras que un congelador con la puerta cerrada puede mantener la temperatura por 48 horas.

· Los alimentos perecederos deben ser desechados luego de 4 horas del corte de luz. Si aún conservan cristales de hielo, o escarcha, puede volverlos a congelar.
· Si el evento que ha dado lugar al corte de luz fue una inundación, utilice sólo agua embotellada y descarte cualquier alimento que no esté en envases resistentes al agua. Igualmente deseche las tablas para cortar alimentos, mamilas y chupones de bebe.
· Nunca pruebe un alimento para comprobar si está en buen estado. Si tiene alguna duda, deséchelo.

imagesCA51C0XP.jpg

Disponible en

http://www.fsis.usda.gov/PDF/Como_Mantener_Alimentos_Sanos_durante_Emergencia.pdf