Administración de desastres

desastres_en_el_mundo.jpg


Se entiende por administración de desastres, el cuerpo de las políticas y decisiones administrativas y actividades operacionales que pertenecen a las diferentes etapas del desastre en todos sus niveles.

Está sustentado en el conjunto de conocimientos, medidas, acciones y procedimientos, que juntamente con el uso racional de recursos humanos y materiales, se orientan hacia el planeamiento, organización, dirección, ejecución y control de las actividades que permitan evitar o reducir los efectos de los desastres sobre las poblaciones y las infraestructuras de servicios y productivas.

Las fases en la administración de desastres

Las acciones y tareas realizadas para la administración o manejo de desastres son permanentes en el tiempo y en el espacio, conformando un ciclo comprendido por tres fases:

1. El antes (Prevención, Preparación y Alerta), que comprende las medidas y acciones diseñadas para evitar o reducir el desastre;

2. El durante (Respuesta) constituida por el conjunto de actividades y medidas utilizadas durante e inmediatamente después de ocurrido el desastre para minimizar sus efectos, comprende también las labores de salvamento, búsqueda y rescate.

3. El después (Rehabilitación y Reconstrucción), conformada por acciones para la recuperación del estado luego de el desastre.


Desastre

El entendimiento de los desastres y las emergencias o los incidentes críticos es importante para la planificación de los servicios de salud mental de emergencia para los varios sectores de la población, incluyendo los niños y las familias. La naturaleza de los desastres es universal. A través de las investigaciones científicas y la vasta experiencia del personal de administración de emergencias, salud mental y en la profesión de servicios humanos. se han identificado características comunes a situaciones de desastres.


derrame.jpg


¿Qué es un desastre?

Un desastre es un suceso, natural o causado por el hombre, de tal severidad y magnitud que normalmente resulta en muertes, lesiones y daños a la propiedad y que no puede ser manejado mediante los procedimientos y recursos rutinarios del gobierno.

Requiere la respuesta inmediata, coordinada y efectiva de múltiples organizaciones del gobierno y del sector privado para satisfacer las necesidades médicas, logísticas y emocionales, y para acelerar la recuperación de las poblaciones afectadas.

Los desastres naturales pueden incluir inundaciones, huracanes, tornados, tormentas invernales y terremotos. Los desastres tecnológicos o causados por el hombre incluyen estrellamientos de aviones, descarrilamientos de trenes, fuegos, derramamientos de substancias nocivas y explosiones. Los disturbios civiles pueden incluir tumultos o motines, tiroteos, bombardeos y guerras. Los estados y las localidades están sujetas al aumento en el riesgo de la ocurrencia de desastres en áreas particulares dependiendo de factores de riesgo específicos. El personal estatal y local para la administración de emergencias generalmente conduce análisis de riesgos para determinar cuáles desastres probablemente ocurran en jurisdicciones particulares.

Definición de Administración de Desastres

La Administración de Desastres puede ser definida como el rango de actividades diseñadas para mantener control sobre situaciones de desastre y emergencia y dar un marco para ayudar a personas en riesgo para evitar o recuperarse del impacto de los desastres. La administración de Desastres trata con situaciones que ocurren antes, durante y después del desastre.

El término Administración de desastres abarca el ámbito completo de las actividades relacionadas con desastres. Tradicionalmente la gente tiende a pensar de la Administración de Desastres sólo en términos de las acciones post-desastre tomados por los oficiales de alivio y reconstrucción; sin embargo, la administración de desastres cubre un ámbito mucho más amplio, y muchos administradores de desastres modernos pueden encontrarse mucho más involucrados en actividades de pre-desastre que en respuesta post-desastre. Esto es porque muchas personas quienes trabajan en el campo de desarrollo o quienes planean proyectos de desarrollos económicos, urbanos, regionales y agrícolas de rutina, tienen responsabilidades de administración de desastres. Por ejemplo, los especialistas en urbanización al planear un proyecto de casas de bajos ingresos en un área propensa a desastres tienen la oportunidad (y la obligación) de mitigar el impacto de un futuro desastre si las casas incorporan tecnologías de construcción de sismo resistencia. De la misma manera, los proyectos de desarrollo agrícola deben ser planeados de tal forma que puedan ayudar a hacer frente la degradación ambiental y por ello bajar la vulnerabilidad de los campesinos a pérdidas por inundaciones, ciclones y otros desastres naturales. De hecho, al tratar con riesgos naturales, la vasta mayoría de las actividades de administración de desastres son están relacionadas con proyectos de desarrollo; solo una pequeña porción están relacionados con respuesta a emergencia.

Mucha gente quien sirve en roles críticos da servicios muy útiles en administración de desastres. Mientras que no son considerados administradores de desastres en sí, su conocimiento tecnológico y sus habilidades y especialmente su experiencia garantizan su reconocimiento de su contribución y función potencial en administración de desastres.

Hay muchos ejemplos: los planeadores de ciudades y regiones, administradores de cuencas, especialistas en desarrollo de recursos de agua, ingenieros y especialistas de control de inundaciones, especialistas de salud pública, dietistas y nutricionistas, especialistas en desarrollo económico y agrícola, científicos sociales y especialistas de bienestar, ingenieros estructurales, especialistas de administración de reforestación y grandes áreas de tierra, bomberos, policías, y trabajadores de desarrollo en general.

Aunque los anteriores sirven como gente que toma decisiones, otros especialistas a menudo tienen un impacto en la administración de desastres. Estos especialistas incluyen representantes de grupos cívicos, la academia y los medios, personas de las instituciones de investigación que se enfocan en desastres o en consecuencias de los desastres, consultores de administración de desastres, directores de agencias de desarrollo, administradores de ciudades y otros oficiales de gobierno.

Objetivos de la Administración de Desastres

Los objetivos de la administración de desastres son:
· Reducir o evitar las pérdidas humanas, físicas y económicas sufridas por individuos, por la sociedad o por todo el país.
· Reducir el sufrimiento de las personas.
· Acelerar la recuperación.

Administrador de Desastres

El término Administrador de Desastres es aplicado a las personas quienes tienen responsabilidad de planear y administrar actividades de pre y/o post-desastre. Los administradores de desastre pueden ser encontrados en una variedad de posiciones en muchas agencias de diferente tipo. Los administradores de desastres más prominentes son el personal en las agencias de preparación de desastres gubernamentales, agencias de atención de emergencias nacionales, agencias de reconstrucción nacional, y agencias de servicio de emergencias, departamentos o ministerios. Todos requieren un especialista en administración de desastres. Los gobiernos provinciales o municipales a menudo tienen administradores de desastres. Las grandes ciudades a menudo tendrán un director de servicios de emergencia; y las personas en los departamentos de salud pública, los departamentos de policía, o los departamentos de trabajos públicos pueden ser asignados a tareas adicionales en la administración de una emergencia.

Los especialistas de administración de desastres pueden también ser encontrados por fuera de los sistemas orientados específicamente hacia administración de desastre. Los Ministerios de de Gobierno, como agricultura, Medio Ambiente, Salud Pública, Defensa, y Obras Públicas, a menudo tienen departamentos o personal asignado a administración de desastres y roles de mitigación. Es común, por ejemplo, encontrar un empleado del departamento de obras públicas que ha sido asignado a actividades de control de inundaciones. Para ser efectivo, esa persona debe ejercer responsabilidad no solo en la pelea contra inundaciones sino en la planeación de asentamientos y evacuación. Por ello, el administrador de desastres efectivo debe tener entrada a una variedad de actividades.

El Rol de un Administrador de Desastres

Muchos profesionales diferentes están involucrados y el rol primario de un administrador de desastres involucra la planeación, coordinación y orquestación de acciones en cada fase de tiempo. Con el fin de ser exitoso, un administrador de desastres debe tener una amplia base de conocimiento en muchos temas diferentes y la habilidad de mezclar este conocimiento en programas coordinados que trabajen para lograr las necesidades de aquellos afectaos por los desastres.

Elementos en Administración en Desastres

Un administrador de desastres debe tratar con seis diferentes conjuntos de actividades con el fin de afectar exitosamente el curso de los eventos relacionados con desastres. Estos son conocidos como elementos de la administración de desastres, incluyen: administración de riesg